Todo sobre la presentación podálica
Facebook
Busque en la Web


MOXIBUSTIÓN
12/5/2008
Los fetos son sensibles a la medicina tradicional china. Si una madre se aplica calor procedente de la combustión de hierbas -entre las que debe destacar la moxa, el término japonés para la Artemisia vulgaris-, en alguna de las zonas que son sensibles a la acupuntura, puede conseguir estimular el movimiento de su hijo e, incluso, prevenir que adopte una posición de nalgas. Un estudio reciente, publicado en el último número de The Journal of American Medical Association (JAMA), llega a esta conclusión.

EL OBJETIVO.- La investigación, realizada por Francesco Cardini, un físico de Verona (Italia) y el doctor Juang Weixin, del Hospital de Mujeres de Jiangxi en Nanchang (China), surgió con el objetivo de evaluar la eficacia real de la moxibustina, como se denomina a este tratamiento popular que, hasta ahora, no había demostrado su beneficio. Para ello formaron dos grupos, a partir de 260 mujeres primerizas que estaban en la trigésimo tercera semana de gestación y que tenían el feto de nalgas. A cada una se le asignó un tratamiento para intentar que el feto variase su posición. La mitad de las mujeres recibó el tratamiento tradicional chino; las 130 restantes, la terapia rutinaria a la que se someten las mujeres embarazadas con este características.

La terapia con moxibustión se aplicó diariamente durante una semana, con sesiones de 15 minutos. La primera en un hospital y, a partir de la segunda, en casa. El tratamiento se alargó una semana más, tanto para este grupo como para el de control, sólo en los casos en los que el feto varió su posición.

Si después de este tiempo, el problema no se había solucionado, las mujeres pudieron elegir si querían someterse o no a una manipulación que se realiza sobre el abdomen para corregir la posición del feto y evitar que éste nazca de nalgas. Los efectos de la moxibustión evitaron este trago a la mayoría de las mujeres que siguieron el método popular chino.

El resultado del estudio muestra que un 74% de los fetos del grupo tratado con la terapia tradicional china cambió su posición a la de cabeza, frente al 48% de las madres que no recibieron este tipo de tratamiento. Otro dato: mientras el 75,4% de las mujeres del primer grupo tuvieron, finalmente, un parto normal, sólo el 62% de las mujeres que no siguieron el tratamiento con moxa logró evitar un parto de nalgas.

RESULTADOS.- La moxibustión, aplicada durante una o dos semanas a las primerizas con el feto de nalgas en la trigésimo tercera semana de embarazo, produce un aumento de los movimientos del feto y, en algunos casos, llega a cambiar la posición de nalgas a la de cabeza», concluyen los autores del trabajo en el JAMA.

Los investigadores también señalan que dos tratamientos al día con moxibustión, de un cuarto de hora cada uno, da mejores resultados que una única aplicación.

Pero, según explican Cardini y Weixin, a pesar de los resultados de su estudio, todavía quedan muchas cuestiones que esclarecer sobre este tratamiento. Entre ellas, por qué se produce el cambio de posición en el feto.

Varios estudios chinos ofrecen diferentes explicaciones pero, según los autores del nuevo estudio, no son definitivas. «Creemos que el mecanismo de acción de la moxibustión no está totalmente claro. Hacen falta más estudios para determinarlo», explican.

Esta reclamación se repite varias veces a lo largo del informe publicado en el JAMA: todavía hay mucho que investigar en torno a este método de medicina alternativa.

De acuerdo con los autores, las investigaciones que preceden a la suya no son rigurosas por uno u otro motivo y no son, por lo tanto, suficientes. Las conclusiones del estudio de Cardini y Weixin son sólo un primer paso firme hacia la confirmación de una práctica popular que hasta ahora no estaba comprobada. Es decir: en este momento se conoce el efecto que produce la moxibustina y prácticamente poco más.

«Son necesarios más estudios para comprobar en qué porcentaje puede reducir la necesidad de realizar cesáreas por la posición del feto esta terapia. También hay que tratar de establecer la eficacia y la seguridad de aplicar la moxibustión en mujeres en un estado de gestación superior a los incluidos en esta investigación y para las que no son primerizas», insisten Cardini y Weixin.

«Tal y como nosotros entendemos, si los resultados de los estudios confirmasen nuestra investigación, y teniendo en cuenta que esta terapia no es invasiva y que es barata y fácil de aplicar, la moxibustión deberá convertirse en algo común para prevenir un parto de nalgas», explican los autores del estudio, que anticipan que explicarán otros aspectos de este método popular en un artículo siguiente.

Si finalmente se confirmase su eficacia, tan sólo una simple lección bastaría para que todas las embarazadas pudiesen aplicarse el tratamiento desde sus casas y prevenir el parto de nalgas.


1


P a r t o d e n a l g a s . c o m
Parto de nalgas, todo lo que debería saber
Información y testimonios sobre la presentación y el parto de nalgas.

http://www.partodenalgas.com

para escribirnos pulse aquí
Google+